Archivo de etiquetas Aleatorio Bar

PorTere

Remendando alas

 

Ahí lo tenéis, ya está en nuestras manos, y esperamos que también muy pronto en las vuestras, Remendando alas, la primera publicación de nuestra autora descentrada Victoria Embid, el segundo poemario de la editorial, tras el éxito de Razonamor de Alberto Vicente Monsalve, y nuestro tercer libro publicado, así que tenemos, al menos, tres importantes motivos de celebración.

Mañana viernes 12 de abril a las 19h tendrá lugar en Madrid el primer acto de presentación de Remendando alas. Será en Aleatorio Bar (c/Ruiz, 7). Os dejamos el cartel con toda la información y si tenéis cualquier duda podéis contactar con nosotros e intentaremos solucionarla.

A partir de las 00:00h podréis adquirir el libro a través de nuestra tienda web en el siguiente enlace:

Tienda

 

Y muy pronto estará disponible en nuestras librerías colaboradoras descentradas que cada día son más.

Pero ya sabéis, si queréis vuestro ejemplar firmado y dedicado por la autora pasaos mañana por el aleatorio y Victoria estará encantada de dedicároslo y de comentarlo con vosotros.

Os esperamos mañana a las 19h con nuestra fantástica poeta Victoria Embid que nos va a enseñar a todos a «remendar alas», no hay mejor plan para un viernes por la tarde.

PorTere

16 de noviembre, Aleatorio Bar

16 de noviembre de 2018. Un viernes más para mucha gente, para casi toda, pero no para nosotros. Después de semanas de nervios, de ansiedad, de miedo, de desear que todo fuera bien, que saliéramos guapos en las fotos, que la presentación gustara, que los asistentes se divirtieran, que los libros quedaran perfectos, que los autores estuvieran contentos, que el local elegido no fuera ni muy grande ni muy pequeño, de que hubiera mucho aforo, pero no demasiado para que los asistentes estuvieran cómodos, de tener todo controlado (o intentarlo, es imposible controlar todo);  después de vivir y disfrutar cada uno de esos momentos a tope llegó el gran día. El gran día en que supimos que sí merecía la pena (a veces lo dudábamos) la aventura en la que nos habíamos embarcado.

La primera presentación Descentrada no podía haber salido tan bien ni en nuestros mejores sueños: los libros preciosos (ahora los veréis), los autores guapos y felices, los editores más, el local perfecto (si hubiera sido un poco más grande no nos habría importado, pero nos gustó mucho el ambiente y fueron muy majos con nosotros, así que gracias desde aquí a Aleatorio Bar por lo bien que nos trataron), los asistentes entregados, la presentación divertida (todos la disfrutamos) y, además de todo eso, buena venta y muchas firmas.

Conclusión: vivimos una tarde increíble, para nosotros imposible de olvidar, entre amigos, libros, poetas, risas, música y buen rollo.

Aprovechamos esta entrada (así no tenemos que hacer otra, que estamos cansados) para felicitar a nuestros geniales autores descentrados, Alberto Vicente y David Reche, y agradecerles su buena disposición y hacernos el trabajo muy fácil; agradecimiento que hacemos extensivo a nuestras familias, por aguantarnos y querernos así descentrados como somos; a Rubén, que nos apoyó incondicionalmente desde el principio y al que debemos nuestro maravilloso logo; a Fernando Cuevas, nuestro ilustrador, al que hemos dado bastante guerra, pero que no nos ha matado, de momento…; a Pedro, que nos ha gestionado todo el trabajo de impresión y al que también hemos incordiado un poco pero que, a día de hoy, nos sigue hablando; a Joan, diseñador y creador de esta fantástica página web y que se ha ganado el cielo con nosotros, a todos los que nos acompañasteis ayer físicamente, a los que estabais de corazón, a los que nos apoyáis, nos seguís y nos queréis; y a los que estáis leyendo esta entrada porque eso significa que nuestro trabajo os interesa, por lo menos, un poquito.

Os dejamos un reportaje gráfico, básicamente para daros envidia, y os anunciamos que Descentrados se va de viaje, porque nuestro próximo evento será en Elche, donde el próximo sábado 1 de diciembre presentaremos junto a su autor, David Reche Espada, A Macondo se va en línea recta.

¡Nos seguimos y nos vemos pronto!

¡GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS!